Muchos esperaban el final del año 2020, porque la realidad removió nuestra zona de confort, obligándonos a hacer un esfuerzo adicional para poder salir adelante.  

Pues bien, el 2021 ha llegado, aunque parece el hermano menor que recoge los malos hábitos de su antecesor. La pandemia, lejos de atenuarse, toma nuevos bríos, entrando en un círculo vicioso que nos recuerda la frase de Albert Einstein, “si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”. Parece que estamos dentro de aquella famosa película “El día de la marmota”, donde se repetían una y otra vez las mismas situaciones.  

Puede que a nivel ciudadano de calle podamos influenciar poco en este nuevo escenario, sin embargo, podemos realizar acciones en nuestras propias empresas o en las que trabajamos para ir evolucionando con las nuevas herramientas que van saliendo al mercado.  

En la industria agroalimentaria de los cítricos se ha incorporado tecnología para la selección de calidad, sistemas de envasado, envases, etc., logrando avances muy importantes en la última década. Sin embargo, los tratamientos para mantener la calidad y sanidad de la fruta durante su etapa postcosecha, desde el árbol al consumidor, evoluciona de forma más lenta, influenciado principalmente por los mercados de consumo y no por inercia propia de las partes involucradas.  

La empresa Sanifruit es la única que apostó desde hace muchos años en encontrar alternativas a los químicos de síntesis, y recubrimientos naturales, con una visión de futuro que es una realidad a día de hoy.  

El 2021 nos ha traído fríos importantes a los cuales no estamos acostumbrados y que ha llegado o puede llegar a zonas de producción citrícola. Estas horas de frío en caso severo pueden llegar a helar la fruta perdiendo su calidad comercial, que se puede detectar fácilmente. Pero hay otro factor a tener en cuenta y es que las bajas temperaturas que sufre la fruta en el árbol la predisponen a mostrar fisiopatías por daños por frío durante la conservación a largo plazo o para los envíos a ultramar. 

Daño por frio

Escaldado

Un número importante de clientes de Sanifruit vienen usando SANI-RC, el primer tratamiento para proteger a la fruta de los daños por frío, en reemplazo del fungicida que se venía usando como protector hasta la fecha.  

SANI-RC incorporado a la cera brinda una protección frente a los daños por frío en cítricos mayor que la conseguida anteriormente con benzimidazoles, hasta en los casos extremos como es la exportación a China con período de cuarentena. Y por supuesto, sin aporte de residuos químicos que pueden perjudicar la salud del consumidor. 

Con SANI-RC puedes eliminar definitivamente otra materia activa en tu programa de tratamientos para la fruta, respetando la salud del consumidor y el medio ambiente. SANI-RC puede adicionarse a cualquier cera de mercado, si bien es cierto que se consiguen los mejores resultados cuando se combina con la gama de ceras Endura Fresh de JBT. 

No hagas siempre lo mismo si quieres obtener un resultado mejor. 

Y tú ¿vas a seguir haciendo lo mismo? 

Te atenderemos sin compromiso si nos envías un email a sanifruit@sanifruit.com

 

Escribe una respuesta

Suscribete

Suscribete

Suscribete y enterate de todas las novedades

Te has suscrito sin problemas

Share This